Bienvenidos a Wákatela!
Quiénes Somos


Esto es:::Wákatela!
Desde::Santiago, Chile
Wákatela! está formado por 6 periodistas de la UNAB. Ellos son: Dalal Halabi, Hans Lagos, Fernanda Ramos, Romina Rojas, Felipe Muñoz, Óscar Moya y todos ustedes. Hace un tiempo atrás germinamos un gran Nicho... pero ahora todo nos da asco. Es por eso que nació Wákatela!, para que vomites todo eso que no tienes cómo ni dónde decir. Hablamos de todo lo que se nos ocurra y de lo que no también. Bienvenidos a Wákatela!, tu nicho en Internet.
Ve Nuestro perfil completo

Últimos vómitos

Para el mejor amigo del hombre Pipe No estaba muer...
Una buena y otra mala Pipe Los sábados la rompemo...
Que locuraPor: Feña El mundo está loco porque la ...
No estoy de acuerdo con mi otro yo. Pipe Sí, porq...
MARIPOSA TECHNICOLOR
¡Ofrezco patada a Virginia!por DULLavar, cocinar, ...
¿Puedo tener un día más? Pipe Sí, 24 horas que só...
MARIPOSA TECHNICOLOR
EL OPIO DEL PUEBLO Por: Fernanda Ramos Musulmanes...
¡Los extraterrestres llegaron ya, y llegaron baila...

Archivos

04.06
05.06
06.06
07.06
08.06
09.06
10.06
11.06
12.06
01.07
03.07
04.07
05.07
06.07

Estamos en el lugar...b>

BloGalaxia
La Gran Familia Wákatela!

www.flickr.com
This is a Flickr badge showing public photos from Hanséntrico. Make your own badge here.

30 de septiembre de 2006


Por: Ro!
¿Cara y sello de la misma moneda?

Esta columna la debería haber escrito la semana pasada, pero en ese minuto no tenía en mente este tema.
Veo el programa Cara y Sello del Mega desde el año pasado, recuerdo los contrastes que mostraban cuando el tema central era el matrimonio, por un lado mostraban la ceremonia según una familia árabe, y por el otro, las preparaciones al estilo de una familia italiana. También recuerdo el capítulo donde una boxeadora ruda contrastaba con la fragilidad de una bailarina de ballet y cuando un grupo de bailarines callejeros de reggeaton en Cartagena, se enfrenta a un exclusivo team de promotoras top.
Hasta ese minuto el programa me gustaba, los temas eran interesantes, estaban bien reporteados y los contrastes eran en su justa medida.
Pero la semana antepasada terminé por desencantarme del trabajo periodístico de Cara y Sello, cuando vi a dos modelos en pantalla, uno chileno y otro argentino. El primero sin recursos económicos ni atributos físicos como para desarrollar una carrera en las pasarelas y el segundo, un modelo de elite muy conocido en Buenos Aires, ciudad en donde su rostro estaba en gigantografias de marcas de prestigio.
No sé cuál era el punto que querían mostrar. ¿La realidad de un modelo chileno y otro argentino? No lo creo. Parecía como si estuvieran comparando un kiosco de Talagante con un super hipermercado en Buenos Aires, un microempresario con un mega empresario. ¿Cuál era la idea? Según lo que se veía, avergonzar al chileno que para más remate se junto con el modelo argentino quien pensaría que todos los modelos de Chile eran así. Qué crueldad, me pregunto por qué si la idea era poner en pantalla las diferentes situaciones económicas y sociales con que cuentan los modelos hoy en día, no lo hicieron entre compatriotas.
No vi el reportaje hasta el final porque me dio vergüenza ajena, no del modelo chileno porque él no tiene la culpa de la situación a la que lo expusieron, pero si de las intenciones o “probables intenciones” con que el equipo periodístico llevó a cabo este capítulo de Cara y Sello “dos caras de una MISMA moneda”.

---------------------------------------------

29 de septiembre de 2006


Días y Flores
por: Romi


¿Qué es primavera? “Una de las cuatro estaciones de las zonas templadas”, dice el diccionario más pequeño de la casa. “Astronómicamente, comienza con el equinoccio de primavera (entre el 20 y el 21 de marzo en el hemisferio norte, y entre el 22 y el 23 de septiembre en el hemisferio sur)”, agrega un nunca cuestionado atlas de lujo. “Y termina con el solsticio de verano (alrededor del 21 de junio en el hemisferio norte y el 21 de diciembre en el hemisferio sur)”... ¡Cielos! Esto lo dice el diccionario de Google y, a pesar de entender poco y nada, lo acepto como verdad incomparable.


Sin embargo, hoy me revelaré. Haré caso omiso a definiciones científicas y presentaré mi propia versión de lo que realmente es este fenómeno llamado PRIMAVERA. Sí, ya empecé con calificativos y cosas porque la señorita ésta es más que una estación, es algo así como una endemoniada cría. De verdad creo que se viste de dama para reunir y esconder fuerzas oscuras en su interior y hacernos sentir extraños en diferentes formas.


¿Quién no se ha quejado de los malditos plátanos orientales que nos mantienen la nariz colorada durante semanas? Lo desquisiable no es “pelusas volando”, sino que tener que escuchar, diariamente, a expertos refregándonos en la cara que no podemos hacer nada más que evitar salir de la casa entre las 5 y las 7 de la tarde. Más respeto!!!! Es como si se burlaran de nuestra condición de alérgicos diciendo que la naturaleza es cruel y que, como si fuera poco, se manda sola mientras que tú debes asumir tristemente que tu nariz es un desastre y que tus ojos pasarán entreabiertos con mucha dificultad durante toda la temporada. La comezón en todo tu rostro es superior a cualquier tic nervioso visto por televisión.


Pero el tema que por excelencia esta ridículamente sobrevalorado es este de que “la primavera es la estación del amor” Pero cómo!!!! La verdad es que es la estación del letargo, del adormecimiento, de la torpeza, de la estupidez que se escuda en este septiembre de flores y gente enamorada que es la misma gente que ocupa jornadas enteras de pobres psicólogos que tienen que atender a un medio Chile deprimido. ¿Y saben por qué Chile está deprimido? No por las deudas, ni por las enfermedades, ni por las huelgas que aparecen de la nada… están deprimidos porque esta “maldita primavera” les trajo amores no correspondidos. Tal vez la culpa de todo esto no sea de los científicos que tratan de explicar los cambios casi hormonales de la población debido a estímulos visuales de la época, sino que de los cantantes llorones que nos hacen sentir predispuestos al amor…


Y otro 24 de septiembre llega prometiendo ser bueno, soñamos con encontrar al amor de nuestra vida en algún frondoso parque tan sólo porque es primavera y porque los cantantes del mundo hacen canciones para la estación más esperada, pero en realidad no ocurre nada y esta falsa ilusión nos mantiene a todos como fármacos pendientes.


Parezco molesta, lo sé, pero es que en realidad no me agrada mucho la primavera. Mucho menos cuando me descubro media atontada por el amor que viene y que no viene, incómoda por estos ojos siempre llorosos y por esta nariz en ruina y casi casi con instintos suicidas hasta hace unos días inexplorados. ¿Volverá, a mí, la maldita primavera? De todas formas hay que estar preparados.

---------------------------------------------

27 de septiembre de 2006




PEDAZOS DE MÍ


Por: Fer


La familia es un tema complicado, cada una tiene sus trancas, secretos, anécdotas y obviamente miles de recuerdos.
Las personas las podemos definir por sus familias, para mí existen tres categorías:
1- Los que culpan a su familia por sus trancas y pocos logros en la vida.

2- Los que no pueden dejar a la familia, los familiadictos
3- Los que aceptan a su familia como vino, con fallas y virtudes.

En mi vergonzosa época adolescente debo confesar que me identificaba con el primer grupo, toda la culpa recaía en mi familia, todo mi rencor y el excesivo miedo al sexo opuesto venía de trancas de antaño.
Ahora no siendo tan adulta me identifico con el grupo tres, los que aceptamos a la familia tal y como son.
Mi familia es rara, yo soy rara, todos son raros, pero creo que hay que aceptar eso. Creo que todas las familias tienen problemas, unos más grandes que otros y otros menos solucionables que otros, pero el punto es que no creo que exista una familia perfecta.
Pero que algo no sea perfecto, al menos para mí no es un problema, creo que cuando tenga mi familia no todo va a ser perfecto, pero al menos se que no quiero cometer los mismos errores que se cometieron en mi hogar. No soy una niña desadaptada o maltratada, solo digo que aprendí y que seguramente lo voy a aplicar cuando tenga hijos.
El domingo vi una película llamada “Pedazos de Abril”, la cual protagonizaba Katie Holmes, esta película refleja mis sentimientos hacia una familia, que por más disfuncional que sea o por más que en algún momento la hayas odiado, finalmente la aceptas y buscas encontrar ese recuerdo hermosos que quizás te haga olvidar los malos momentos.
Por qué no decirlo hay veces en que mi familia me asfixia, somos la típica familia que discute en “fechas claves”. Por ejemplo Navidad, no hay Pascua sin pelea, si no es del pavo, es porque el regalo no está, porque queremos abrir los regalos antes de terminar de comer o porque salió un tema desagradable justo cuando estábamos sentados en la linda mesita con velas y mantel blanco...puta que odio eso...
O en Año Nuevo, lo que debería ser una fiesta non-stop, se transforma en discusiones after hour, la curadera, peleas peleas y más peleas.
Había una época en que eso me afectaba, ahora creo que es una anécdota, cada año busco que eso cambie, pero quizás sin eso ya no sería mi familia.
April estaba marcada por su familia, era un retrato de su situación familiar y esa cena de Acción de Gracias nunca hubiese sido tan especia si sus viejos no hubiesen sido tan idiotas o si April hubiese sido más normal.
Las familias son tu tatuaje, aunque te aburra o ya no te guste no te lo puedes sacar, mi familia me desespera, me estresa y al mismo tiempo me ayuda, me enseña y me saca del maldito hoyo que a veces caigo.Creo que voy a hacer una lista con las situaciones en que tengo una relación amor- odio, me di cuenta que son bastantes...¿bipolar?...quizás.

---------------------------------------------


por: Dul

Existen películas que marcan tu vida. Hace un tiempo creí tener “La película favorita”, pero mientras pasa el tiempo, más me doy cuenta que no puedo tener sólo una, sino que tengo varias.

No se que tienen los argentinos que los hace tan sensuales. No se que tiene
Fito Páez y Cerati que los hace tan sensual. No se que tiene Gastón Pauls que lo hace tan sensual. No se que tiene el ritmo de Sui Generis, que acompañado con la imagen e Pauls, son un bomba.

Nueces Para el Amor”… una película inolvidable:

1975: unos meses antes de la implantación de la dictadura militar en Argentina, Alicia y Marcelo se conocen en un concierto de rock. En un concierto del grupo argentino "Sui Generis". Y así, la historia de los protagonistas se va desarrollando a medida que pasan los anos. Encuentros y desencuentros. La ley de la vida.

Para el que tenga ganas de llorar a concho, y disfrute del ritmo argentino de Sui Generis, "Nueces para el Amor" es una gran película. Una de esas que te hace pensar que solo existe un amor en la vida. Un amor por etapas, que luego de una separación, se vuelven a encontrar en 1982 en Madrid. Marcelo tiene su vida hecha: esta casado y tiene un buen trabajo. Alicia se ha separado y vive sola con su hija. Aunque el amor continua latente, sus destinos siguen rumbos distintos.

Aunque la historia es común- amor, separación, reencuentro y amor nuevamente- Nueces para el amor te hace sentir. Te hace sufrir y me hizo llorar. No quiero contar el final, pero puedo decir que termina con una gran canción: "Bienvenidos al tren", tal como empezó. Como no se pude negar la categoría de Drama romántico que es, recomiendo buscar pañuelitos y si es posible verla en tu cama, sin que nadie te moleste.

Creo que esas son las mejores películas. Las que se pueden disfrutar en soledad y entender, y sentirlas y que te esbocen una sonrisa que luego se puede transformar en llanto y que nuevamente te pone alegre. Ese sube y baja de emociones que sólo te puede hacer sentir el celuloide. El dato rosa infaltable: El titulo hace referencia a un dicho argentino que reza "quien come nueces tendrá más vigor para hacer el amor".

Año: 2000

Nacionalidad: Argentina-España

Dirección: Alberto Lecchi

Interpretes:

Gastón Pauls (Marcelo adulto)

Ariadna Gil (Alicia adulta)

Nicolás Pauls (Marcelo)

Malena Solda (Alicia)

---------------------------------------------

26 de septiembre de 2006


No sé
F

Honestamente no sé de qué escribir, me he sentado al computador sin ninguna idea de qué crear esta tarde. A mi mente se viene el recuerdo de "Estoy Sorprendida", quien comentaba, de manera ácida, mis textos y comentarios. No sé que ha sido de ella, pero sería bueno volver a saber de ella, si es que de verdad existió.

Cómo ha pasado el tiempo. Ahora no son los mismos que me postean o que visitan la página, si es que hay alguien que lo hace, pero todo tiempo pasado - dicen - fue mejor; aunque yo no siempre lo creo.

Ya han pasado cuatro años desde que salí del colegio. No haría un quinto medio, pese a que tengo muy buenos recuerdos del colegio y de todo lo que viví en él.
Ya ha pasado un poco más de seis meses desde que mi vida cambió y donde ahora veo las cosas por y para dos. Han pasado casi diez meses desde este verano, donde la pasé muy mal en varios sentidos, pero que al volver a la realidad me di cuenta que me hicieron una mejor persona. Han pasado cinco años desde que, por decisión propia, no veo a algunas personas. Ha pasado más de un año desde que creamos esto, y no sé cuánto más faltará para concretar los proyectos que tenemos.
Han pasado varios años desde...faltan varios días, meses o años para...

Sé que hay mucha gente que no cambiaría nada de su pasado, otro grupo sí lo haría; yo soy del primero. Hay quienes pagan constantemente para saber lo que vendrá; yo, como muchos, nos ocupamos y no nos preocupamos.

Lo que viene, no lo sé; cómo está siendo la vida en este momento, tampoco lo sé; entonces, quÉ es lo que sé...no lo sé. Por lo tanto puedo concluir, que sólo sé que nada sé, pese a que sé que esa frase es de alguien, no sé de quién en es.

Saludos cordiales

Green Day - Warning

---------------------------------------------

25 de septiembre de 2006


LOS REYES DE LOS HUEVONES

Por HL

Es cierto. No hay mejor título para una columna como esta.

Resulta que en Chile las cosas funcionan mal (cuesta creerlo, ¿no?). Pero todo mal.

Esto es algo mucho más allá de toda lógica. Por eso, cuando algún Presidente por ahí le diga que "las instituciones en Chile funcionan", dígale que sí, llévele las de abajo y luego retírese con una risotada.

Y no sólo las instituciones agonizan bajo este caos de la idiotez. Sus autoridades carecen de masa cerebral como para ser llamados como tal.

No por nada el senador Carlos Ominami esbozó su parecer acerca de terminar con el pago de indemnizaciones a los empleados despedidos de sus empresas.

¿Qué idea, no? Si hasta me dan ganas de que hayan elecciones para votar por él. Quizás hasta Presidente puede ser.

Y cuando el programa "Contacto" presentó el caso de un funcionario de FACH, quien adoptó una niña haitiana. Al día siguiente, una treintena de familias se acercaron al Sename a preguntar por los procedimientos para adoptar niños haitianos. El fin no tiene nada de malo, pero habiendo miles de niños esperando ser adoptados en Chile, suena una vez más a la idiotex extrema de la sociedad chilena.

Una vez más, el forastero está sobre el local.

Y LUN, para variar, se preocupa más de que el Mago Jiménez le ofrezca combos al cada vez más patético DJ Méndez (por favor, hágame el favor de quitarle el "DJ"), en vez de mostrar que el paro de la salud ya se acerca al mes, los profesores anuncian otro paro, mientras cuentan con el apoyo de los secundarios y los estudiantes de la educación superior y que sigue la polémica por la "pildorita".

Lo peor es que LUN es el diario más vendido.

Empiezo a entender a Antonio Vodanovic. Los opinólogos valen callampa. Y no sólo ellos, también lo valen el gobierno, los senadores, los diputados, la sociedad, todos.

Todos huevones.

No tengo dudas, somos los reyes.

---------------------------------------------

23 de septiembre de 2006



“Una piscola más y…”

Por: Ro!

Soy vergonzosa, a veces creo no serlo pero lo soy. No lo tomo como un problema, porque creo que en cierto sentido todos nos inhibimos ante situaciones incómodas. Esos horribles momentos que nos hacen pensar que nadie va a olvidar nunca la estupidez que acabamos de hacer. En lenguaje de teenagers los típicos “trágame tierra” (como en la revista Tú).
Cuando se te escapa un ruido sospechoso en medio de una reunión social, abres la cartera y sale volando una toallita higiénica, te tropiezas y te caes de “nalgas” al suelo, te tomas unos tragos de más y haces el ridículo, en fin como dirían por ahí “muestras la hilacha”.
A más de algunos les ha pasado alguna plancha la cual no pueden dejar de recordar de vez en cuando, pero ese no es el punto del cual quiero hablar precisamente. Lo que quiero compartir con ustedes es mi hipótesis, que creo muchos comparten: los chilenos son vergonzosos y no un poco, sino mucho y para no demostrarlo tanto se aferran al alcohol.
Así es, una parte de los chilenos (intento no generalizar), sin un copete en la mano no se atreven a hablarle a la chica que les atrae. Cuantas veces he escuchado, entre amigos, la misma frasecita: “una piscola más y la saco a bailar”. ¡Ellos los artistas! Saquéenles el trago y son unos cachorritos. Son cortos de genio por no decir vergonzosos en su máxima expresión. Son unos trompos con unos grados de alcohol en el cuerpo y unos robots cuando están sanos.
¡Uff! Calma chicos, me fui en picada contra ustedes. Lo sé. Disculpen. Al final de cuentas las mujeres hacen lo mismo. Estando en un carrete o en la disco, después de un par de traguitos, se dirigen al baño, se ven en el espejo y se encuentran “regías estupendas”, les aparece una personalidad escondida, ultra extrovertida y entretenidas, lo necesario como para pasarlo bien toda la noche. Hacen cosas que estando con plena conciencia no harían.
Es vergüenza, nada más que vergüenza. ¿Por qué no hacen lo mismo sin tener que tomar? Terminemos de una vez con “es que fue el copete” “no me acuerdo” “no fui yo” ¡Ey! no más excusas, no se saquen la vergüenza con el copete, lo pueden hacer solitos, inténtelo.

---------------------------------------------

22 de septiembre de 2006

Humano - No -Huma - Na – Humo – Hu- Mano
Por: Romi

Tengo Pendrive: mi vida cambió.
Jajajaja. Sí, ríanse, pero de seguro me encontrarán razón. Desde ese primer día en el que jugué con él y casi por casualidad logré guardar los álbumes más grotescamente ridículos y estúpidos que tenia escondidos en el PC, sentí una extraña e inmortal devoción. Yo, la menos tecnológica, la menos postmoderna del mundo, la que con suerte tuvo un absolutamente gravital Personal Stereo en la mochila escolar. Lo confieso, quiero a mi pendrive tanto o más que a mis lentes de sol un domingo por la mañana. ¡Qué banal comentario!, dirán, pero de verdad aprecio a estos dos pequeños lujos materiales que, si bien no han salido del presupuesto de mi bolsillo, han modificado la ventanita por la que miro el mundo.
Con música los viajes se hacen más cortos. A veces eso es un problema, me entusiasmo escuchando - y cantando mentalmente- las canciones que bajé la noche anterior y nunca leo el diario que compré exclusivamente para hacer algo productivo durante el tedioso viaje hacia la universidad. A eso sumen la extravagante satisfacción de sentirme invisible cuando al mismo tiempo llevo puesto mis inigualables lentes de sol. Sí, me siento rara e incalculablemente feliz por no tener que darle la cara a nadie y, además, ignorar la bulla del trayecto.
En la esquina de Alameda con Las Rejas vive un gran señor. Sí, vive de verdad en la banca de esa esquina y es un hombre de gran contextura, pero por más que lo intenté nunca obtuve palabra alguna de su boca. Ahora paso a su lado y, sólo ante él, subo mis lentes para mirarlo amistosamente, él me sonríe dulce y yo continúo mi viaje. Él sabe que mientras llevo lentes y audífonos todo es diferente, él también traspasa, durante un par de segundos, ese límite entre su mundo y el mío. ¡Diablos! ¿Cómo no ser feliz con cosas como estas?
Camino hacia la Universidad y con la canción favorita del día veo desde lejos al tipo más bellos del planeta…y me río, no sólo porque es un placer mirarlo y porque se mueve al compás de la música, sino porque además siempre quiere saber qué es lo que escucho. ¿Y mis anteojillos? Son lo mejor del mundo!!!! No tengo que sacármelos de la cabeza, es más, son más útiles sosteniendo mi abultado cabello que guardados en la noble caja en la que descansan luego de la aventura que significa llegar a nuestro destino. ¿Acaso no siempre tenemos nuestros objetos favoritos?
Parezco lunática hablando acerca de la rebuscada humanidad que tiene mi pendrive y mis anteojos, pero así soy yo. Además tengo derecho a que las voces en mi cabeza tengan cabida en alguna parte. Jajaja. Tal vez, algún día, les hable sobre mi relación con un par de fieles zapatillas y del trato con mi hermosa cámara que, incluso, está bautizada.
Saludo a las mariposas que se mezclan en mis días y a los pasos que se hacen escuchar desde lejos.

---------------------------------------------

21 de septiembre de 2006

MI RELACION AMOR ODIO
Por: Feña
Hace 15 minutos me encuentro nuevamente en Santiago, en mi pieza, el día está nublado y la gente camina con sus ternos oscuros.
Antes cuando llegaba de las vacaciones extrañaba mi pieza, mis amigos, la tecnología e incluso esos molestosos autos que llenan las calles. Era un sentimiento extraño, era sentirse en casa y comer por fin una ensalada o un plato de comida decente.

Ahora mi amor por Santiago se desvaneció, no soporto las calles llenas de autos, la gente corriendo por todos lados y sobre todo esa innumerable cantidad de edificios que no dejan ver ni siquiera un árbol.

Las vacaciones para mí se han convertido en mi única escapatoria de esta ciudad contaminada, con miserables 3 meses en Santiago necesito un break.
Es mi relación de amor y odio con Santiasco, es un mal necesario, es como esas relaciones obsesivas donde puedes dejarlo, pero sabes que te hace mal. Y los breaks que necesito son para sacar la tensión que esta ciudad me acumula. Es como te amo, pero no puedo estar contigo para toda la vida.

Ahora sueño con vivir fuera de Santiago, espero algún día cumplir ese sueño y poder comprar una casa en el sur de Chile, cerca de un lago, tranquila y con un trabajo que me alcance para vivir, su chimenea y su buen vino en sus fin de semana.

Todo esto de las vacaciones me hace soñar, me hace pensar que solo a 2 hrs de Santiago puedes encontrar lugares muy tranquilos y lindos, pero creo que más de alguno sufre esta relación amor odio con la gran ciudad.

Tengo apenas 21 años y ya me cansé del ritmo de la ciudad, no se que voy a hacer en unos años más, me imagino en medio del Paseo Ahumada teniendo un ataque de pánico o un colapso nervioso, quizás es muy exagerado, pero a veces siento que podría llegar a esto en esta ciudad.

No niego que existen una gama de cosas entretenidas que hacer como los festivales de cine, conciertos, bowling, teleférico y varias cosas más , pero en este momento ya no es suficiente. Necesito otra cosa, me convertí en una abuela en un periodo de 2 años, quiero descansar, tener mi casa y un lago cerca. Mis pensamientos a veces son muy soñadores y llegan incluso a ser imbéciles, pero la vida sin sueños se vuelve un papel en blanco, creo que eso todavía es muy plano para mí.
Saludos a los que vacacionaron este dieciocho, salud!Pd: acabo de ver que la columna de la Dalal era del mismo tema, creo que es el otro punto de vista.

---------------------------------------------

20 de septiembre de 2006


SOY SANTIAGUINA ¿Y QUE?

por: Dul


Es imposible venir al sur y no comer. Te levantas y tomas desayuno. Sales un rato. Vuelves a la casa y almuerzas, y no es que te comas una pequeña ensalada, sino que tienes el gran menú para deleitarte, de esos que necesitas el café y el cigarro de postre. Pasas una tarde relajada frente a la estufa, a leña por supuesto y sin darte cuenta, estás sentada de nuevo, comiendo.

En Santiago la vida es agitada y no hay lugar para comer tanto. Creo que no hay tiempo, no es lo mismo comerse un sándwich apurada en la micro, que sentarse en una mesa con la familia a comer cosas ricas.

He notado cosas extrañas, dignas de análisis. Me encuentro en Valdivia, capital de la nueva Región de los Ríos y sin quererlo empiezo a comparar la vida de provincia, con la vida del Santiaguino.

Fuimos al supermercado a abastecernos de psicotrópicos para pasar acompañar el gran asado al palo que mis abuelos tenían preparado. En Santiago jamás hubiésemos encontrado estacionamiento porque todos hubiesen estado llenos, en Valdivia se nos hizo difícil encontrar estacionamiento, pero no porque hubiese una excesiva cantidad de autos intentando estacionarse, sino porque los valdivianos no saben estacionarse.

Es cierto, me gustaría haberle sacado fotos a la “magnifica” forma de estacionar. A falta de un espacio vacío, ellos ocupan dos, e incluso tres. Desde el auto más pequeño, que cabe en medio espacio, aquí ocupa dos espacios y así una gama de autos de distintos tamaños estacionados de la misma forma.

Fue tanto mi asombro que me encontré gritando en medio del estacionamiento, cuando vi, en vivo y en directo, tal falta de respeto. La pareja que se bajo del auto se dio vuelta a mirar porque motivo era mi enojo: fácil, su pequeño auto había ocupado tres puestos del estacionamiento y sin siquiera arrugarse, se bajaron felices y entraron al supermercado.

Si alguna de estas escenas sucediera en Santiago, los capitalinos sin pensarlo correrían al mal estacionado a patadas o por lo menos armarían un escándalo de proporciones. Quizás aquí no es importante pelear por banalidades como un lugar para estacionarse y tampoco se enfurecen cuando la gente cruza por el medio de la calle.

Quizás en Valdivia son más felices y no se hacen problemas. Quizás los equivocados somos los Santiaguinos que peleamos por todo y cuando no peleamos, somos unos entes caminando por las calles de Santiago, sin sonreírle a nadie, ni siquiera nos sonreímos nosotros.

Ese debe ser el motivo de mi desesperación. La verdad, no creo que podría vivir en provincia, aunque aquí no exista el smog, ni se vean millones de micros en las calles, aunque aquí la bocina no se escuche a no ser que sea una emergencia. Aunque aquí las comidas sean mil veces más ricas y la estufa sea a leña, aunque aquí la gente sea tan pacifica que perdona que otros estacionen sus autos en tres puestos.

Lo más probables que con tanta tranquilidad, termine volviéndome loca, o lo más probable es que ya esté loca y por lo mismo ame Santiago y su estupida forma de vida, mas su asqueroso smog y sus micros y ruidos por doquier.

---------------------------------------------

19 de septiembre de 2006



Aquí estamos y de acá nos iremos
por: F

Siempre he sido de los que sostienen: “no le tengo miedo a morir”. Lo digo por varias razones. La primera es que creo que esta vida, donde me llamo Felipe es un capítulo de una larga vida, donde en el capítulo anterior me llamé Antonio, quizás Martina, etc; la otra es porque siento que para morir de verdad y no reencarnar hay que saber de todo y haberlo vivido todo, no cometer errores, cosas que aún no siento estés cumplidas, menos la última; y por último creo que en el morir no hay nada de malo, ya que pasamos a otra etapa, siempre mucho mejor.

Pero tampoco ando llamando a la muerte, ya que aún siento que me quedan cosas por hacer como Felipe. Pero por “esas cosas de la vida”, esta última semana recibí muchas noticias de gente querida y algunos conocidos lejanos se encuentran o se encontraban en un hospital o clínica. El que más me llamó la atención y que me dejó pensando mucho fue el de un amigo y compañero de colegio. Nunca se puso el cinturón de seguridad, pero esa noche sólo se lo puso para que los dos amigos de atrás no le quitaran el asiento. “Mish, las cosas de la vida”. Como lo veo, siento que no era su tiempo, que a él como a muchos, aún le quedan varias cosas por aprender y entender.

Si supiéramos qué nos queda por saber, quizás nos quedaríamos pegados y no avanzaríamos para que ese día “final” no llegara. No habría evolución. La idea se supone es seguir cada cuál su camino, pero lo divertido y paradójico es que ninguno sabe su camino; según los grandes, el camino se hace al andar.

Bueno, sé que en mi camino hay varias cosas que quiero hacer, y siento también que mi muerte no será muy pronto. Pero si así ocurriese, me alegro de haber vivido estos 22 años siendo Felipe, de ser hijo y hermano de las personas que me recibieron en este capítulo, de compartir escena con tantos amigos y amigas y por transformarme en personaje principal de tu vida.

No sé quién seré, dónde naceré, ni quién me recibirá, pero feliz estaré de seguir sumando en la vida.

Andrés Calamaro – Algo Contigo (Juanita)

---------------------------------------------

15 de septiembre de 2006

Música, music, musique
Por: Ro!

¿Complicados con los regalos de cumpleaños? Regalen música, ¿Deprimido? Escucha música, ¿carrete aburrido? Pon música ¿seduciendo? ¡Vamos! pon música
Música, música, música, da lo mismo cual sea, a mi me gustan todas, o casi todas, es mi debilidad, mi fortaleza, mi vía de escape, mi fuente de inspiración.
Ese conjunto de sonidos es capaz de provocar en mí las más innumerables sensaciones.

Hasta el viaje en micro se hace agradable con un buen tema en el player y unos audífonos con potencia para poner a todo volumen esa canción que nos mata. A veces camino al ritmo de la música, con una sonrisa de lado a lado, y me muero de ganas de ir cantando por la calle pero trato de abstenerme para no hacer tanto show. ¿Quién no se ha imaginado alguna vez en un video clip?

Seamos sinceros, los amantes del fútbol sueñan con hacer un gol mientras suena de fondo su tema preferido, los atletas llegan a la meta con “we are the champions”, y así suma y sigue. Y es que la música se adecua a toda ocasión, siempre hay una perfecta para manejar con el pelo al viento, para declararse a tu Romeo o Julieta o para “hacer borrón y cuenta nueva”.

Nadie niega el ambiente sensual que impone Barry White, la energía de Groove Armada y hasta el patriotismo que sentimos al entonar la canción nacional.
En mi día nunca faltan un par de canciones, clásicos que forman parte de mi rutina diaria. Cuando me levanto por la mañana escucho Welcome to the Jungle de los Guns and Roses, no hay mejor forma de despertar. Camino a la U o en el gimnasio Madonna me acompaña con su disco Confesión on the dance floor y al ducharme no puede faltar bosanova.

No imagino mi mundo sin música. Hasta les confieso que cuando mi papá pone a todo volumen Marco Antonio Solis…. No me desagrada y para que hablar de Juan Gabriel ¡uff! Buenos recuerdos ¡Vamos al noa noa, noa noa!

---------------------------------------------

14 de septiembre de 2006

ESTOY CONDENADA
Por: Fer
Hace dos semanas me atreví a escribir una pre-crítica de la película de Johnathan Caouette “Tarnation”, mis expectativas eran altas, pero no me desilusionó. Tarnation es un alma condenada, encerrada donde su única escapatoria es el lente de su cámara.
Jonathan Caouette me hizo volver a creer en el cine, era el contrario a esas películas con efectos especiales, planos perfectos o rostros conocidos, es pura verdad, sentimientos, rabias y recuerdos. Tarnation me hizo recordar el porqué comencé a ver películas compulsivamente, esa sensación en la guata que casi nada más lo entrega.
No les voy a contar que es Tarnation, sólo les puedo decir que es una vida, como la tuya o la mía, quizás mejor o peor, pero eso más de nosotros.
Creo que estamos condenados a ver Tarnatioon, nos muestra que la vida es gigante y abrumadora, pero que seguimos en este viaje y cada uno a su manera.
Hace mucho tiempo que no veía algo tan sensible como Tarnation, así que busqénla en su video club más cercano o mejor aún bájenla por Internet, ya que Blockbuster dudo que la tenga.
Disco Inspirador: The Bends- Radiohead

---------------------------------------------

12 de septiembre de 2006




RECUERDOS QUE NO VOY A OLVIDAR
por: DUL

“Sin Argumentos”
Primera Parte, Alberto Fuguet.
Extracto.

<< “cuando te vi en el tren, me dieron ganas de acostarme contigo”, le dice la chica. “Ahora que hemos hablado tanto, ya no me queda tan claro”. El filme termina cuando la pareja se despide y Linklater, en una jugada brillante y sentida, vuelve a los lugares donde estuvieron (estuvimos) la noche anterior. Pero ahora se ven distintos, vacíos bajo el sol calcinante de la mañana. En apariencia, entonces, Befote Sunrise es sobre dos personas que caminan y hablan. O sea, no se trata de nada. Pero es sobre lo más importante: esa esperanza vaga, razonable, que surge en las primeras citas, cuando uno cree que, en los ojos de una extraña, nuestra personalidad será apreciada. Y que se podrá partir de nuevo. Desde cero.
“Siempre he sentido que las vidas normales son dignas de una película. Creo que mucha gente se siente alienada de la mayoría de las cintas porque estas retratan un mundo muy alejado de nuestras experiencias. Uno sale del cine deprimido, achacado, pensando ‘mi vida no tiene interés, para lo único que sirvo es para absorber historias ajenas’. Mis cintas intentan celebrar el dolor y la alegría del diario vivir”. De más está decir que lo logra. >>

Rock & Pop, 1995


No recuerdo como fue que empecé a leer a Alberto Fuguet, pero recuerdo cuando firmo mi libro. Recuerdo que dije que ese iba a ser el mejor cumpleaños de mi vida, la exageración siempre se apodera de mí por algunos instantes, pero en este caso fue verdad. Fue un lindo cumpleaños.

Supe que Fuguet iba a estar firmando libros en un Mall de la capital. Me obligue a ir, pese a mi descalabro mental y no tener ninguna frase preparada para el momento del encuentro, el cual había recreado muchas veces en mi cabeza: algunas veces nos topábamos en la calle, otras en el metro, otras en un café de santiago y otras, era sólo una fantasía.

Recuerdo exactamente que ropa llevaba puesta y lo nerviosa que estaba a medida que la fila avanzaba. Había poca gente, me extraño eso. Delante de mi había un estudiante, recuerdo que le dijo a Alberto que quería ser periodista, también recuerdo haber pensado que yo le iba a decir lo mismo ¿habrá sido esa una buena presentación?

Se estaba lanzando
“Las Películas de mi Vida” y la gente compraba su libro y pasaba por el escritorio dónde estaba sentado Fuguet, cual director de colegio. Se notaba un poco intranquilo. No lo sé en realidad, quizás mi nerviosismo me hizo creer que todos se encontraban en el mismo estado.

Hay personas que se ponen nerviosas si ven a Benjamín Vicuña, hay otras que idolatran a Brad Pitt, pero a mi me pone nerviosa Alberto Fuguet y aún no comprendo el porque.

La fila avanzaba y no sabía si correr o quedarme ahí… esperando. En realidad, me sentía ajena a ese espacio, se supone que yo debería haber comprado el libro ahí mismo y luego pasar para que me lo firmaran, pero no fue así. No compre el libro, sino que lleve mi favorito y carreteado
“Primera Parte” en un pequeño bolso amarillo.

Me costo sacarlo del bolso. Es un libro grande. Le dije que lo sentía, que no había comprado “Las películas de mi vida” aún, pero que había traído el otro libro y que ojalá me lo pudiese autografiar. Mi guata se revolvió al verbalizar esas palabras, pero todo paso. No cometí ningún error, no me equivoque en pronunciar las palabras, no me tropecé antes de llegar a la mesa, no se me cayo el libro al suelo. Nada.

Me respondió que no había problema, que le gustaba que le llevaran libros antiguos. Le dije que había empezado a leer el libro un año antes y que por motivos desconocidos no lo podía terminar nunca, era como que no quisiese que se terminara. Conversamos un rato, obviamente le dije que estaba estudiando periodismo y me sentí ridícula. Se despidió de mí llamándome “colega”. ¿Colega?- pensé- “si claro, en unos 5 años más”.

Recuerdo ese día. Había sol. El libro autografiado está al frente mío. Cada cierto tiempo leo que dice en la primera página:

Para Dalal,
Q’ no termine este libro
Gracias!
Con la mejor onda!
Alberto Fuguet
Oct. 03

Unos días después me regalaron “Las Películas de mi vida”, pero sinceramente, prefiero que me haya firmado mi “Primera Parte”. El libro lo termine hace tiempo, aunque hay veces que decido retomarlo y leer algunas de las columnas.

En este minuto Fuguet se encuentra grabando su segunda película: “
PERDIDO”. Ojalá no esté tan perdido. Ojalá logre la sutileza que le imprimió a “Se Arrienda”, esa honestidad que sólo había visto en “Antes del Amanecer” de Richard Linklater. La forma del dialogo y la hechura de los personajes. Siempre digo que la esencia de “Se Arrienda” está en la simpleza de ver las cosas y en lo intrincado de la mente humana.

¿Una confesión?
A veces sueño que converso con Alberto Fuguet y lo invito a tomar café. En mis sueños puedo hablar sin trabarme y el me escucha atentamente. Otras habla el y yo lo escucho. La verdad… no tengo ningún problema con hacer realidad este sueño.

Saludos “Colega” si algún día lees mi confesión.





---------------------------------------------


Hay de todo

F

El típico recurso barato de "ay, estoy tan mal, no sé qué voy a hacer", justo cuando alguien se acaba de sacar un premio en dinero se le viene a la cabeza decirlo a su amigo o familiar afortunado.
Cuando alguien te trae algo por cariño para un hijo, y el que lo recibe te dice" ¿chi, y para el otro no trajiste nada?" Chuta, menos mal que diste las gracias.
El que cuando estás contento porque te pasó algo o te compraste aquello, te dice"te felicito, pero igual el color no es muy bonito, habría elegido otro". Siempre ese comentario mala onda, que nunca están contentas y siempre tiene que tener "algo".

Con ese tipo de gente no me he topado mucho en la vida, pero la otra mañana me encontré con una. Horrible experiencia.

Es cierto, como diferencias y personalidades hay de todo en esta vida. En la calle cuando te dan la pasada para cambiar de pista, te quedas sorprendido y realmente te alegras de ello "que buena onda ella", como si fuera algo asombroso. Cuando te piden disculpas porque te chocó sin querer, también es una sorpresa, cuando alguien que no te conoce y que nunca has visto te mira, sonríe y te dice buenas tardes, creemos que una broma, tipo cámara indiscreta se está desarrollando. ¿Tan mal estamos?

¿Será lo que comen, lo que toman, con quines se relacionan, lo que hacen o no hacen o simplemente porque nacieron para ser así, lo que los hace ser tan como el forro para algunas cosas?
No sé si es buena o mala época para vivir, o como dicen las abuelitas o algunas madres, "niños, estamos viviendo el Apocalipsis". Creo que no debemos caer en extremos, siempre hay matices, pero claro, son difíciles de encontrar en estos días.

Soy de los que ven cómo la capital se levanta y da sus primeros movimientos. La veo desde lo alto - cerro San Cristóbal - y siento que por los laberintos de Santiago hay muy buena gente, que es amable y con buena onda. En el cerro me doy cuenta que lo que digo es así. A la persona que te cruzas, no importa si se conocen o no, siempre te dice buenos días o te regala una sonrisa. ¿Por qué no todo santiaguino sale a correr al cerro?... serían más simpáticos, creo (risas)

Saludos para el abuelito que pasea a su perro alrededor de las 11 hrs, que siempre me dice algún sobrenombre.

Enanitos Verdes - La Muralla
Alan Parsons Project - Games People Play

---------------------------------------------

11 de septiembre de 2006


11
Por : HL
Está de más decir que es una fecha especial. Mientras algunos se armarán de neumáticos incendiarios, escopetas hechizas, bombas molotov, pancartas pidiendo cualquier cosa, y piernas destructoras de teléfonos públicos, otros se armarán del recuerdo del temor más escalofriante que se haya vivido en los últimos 60 años.
Es obvio que para Chile el 11 de septiembre es la fecha divisora del pensamiento y actitud más recóndito de su gente. Sin embargo, 33 años después del golpe militar que sacudió a La Moneda y a la UP, este día sólo parece una excusa barata para marchar por razones cualquiera.
En la otra parte del mundo se conmemoran los atentados más mediáticos y sospechosos de la historia. Aún somos mucho los que, lamentablemente, nos cuesta creer que de verdad el atentado "sorprendió" a Estados Unidos, y que cinco años después, el principal buscado no haya sido encontrado.
Sigue persistiendo la pregunta para este caso: ¿Y si todo fue a propósito?
Suena escalofriante. No obstante, en una balanza económica, como idea puede haber traído muchos frutos. Los atentados sirvieron de excusa para invadir Irak (en pos de "la guerra contra el terrorismo"), y así derrocar a Sadam Hussein, controlar las grandes reservas de petróleo, tanto en Afganistán como en casi todo Medio Oriente y recuperar el supuesto cariño que siente el mundo por los gringos.
Todo a cambio de "apenas" 3.000 muertos.
En Chile, los "once" traen de vuelta, toda la recriminación y descontento que a diario vive la mayoría del país. Ese mismo país que se queja de la injusticia social, de que ni la salud, ni la educación, ni la justicia, ni el trabajo, ni la cultura funcionen decentemente.
Y se ocupa el 11 de septiembre de 1973 como fecha de conflicto porque, querámoslo o no, es aún una herida muy abierta.
O entonces, ¿Por qué no salimos a marchar recordando el incendio de Santiago que provocó Michimalonco en este mismo día, pero en 1541?
Suena curioso, pero en 1973 se inauguraron Las Torres Gemelas siendo, en la época, los edificios más grandes del planeta.
33 años después, mientras en un país se resguarda la seguridad del mínimo centro comercial, en el otro ni la casa de gobierno se salva de ser atacada.
Hasta dónde hemos llegado.

---------------------------------------------

9 de septiembre de 2006


Por: RO!

Celular – ulular


Los escucho por todas partes. En el metro, en la micro, en la U y en la zona de urgencias de un hospital. Los escucho monofónicos y polifónicos. Los escucho hablar, ladrar y maullar, los siento vibrar y reclamar ¡contéstame!.

A veces ni siquiera suenan y yo los oigo. Y creo no ser la única maniática que piensa que estos aparatitos telefónicos se han inmiscuido tanto en la vida de nosotros que pareciera ser necesario tener uno de ellos.

Existe una industria enorme detrás de los celulares. Los han transformado en juegos, navegadores en internet, cámaras fotográficas y hasta grabadoras de videos. Los ocupamos como despertadores, calculadoras, alarmas y agenda telefónica. De hecho cuando nos roban o perdemos el celular, se llevan consigo todos nuestros registros y es ahí cuando nos damos cuenta que ni siquiera nos sabemos el número de la casa.

Hace un par de días vi un informe de la Far East University que en nombre del Ministerio de Comunicaciones de Corea del Sur, entrevistó a 1.100 usuarios de telefonía móvil. Los resultados mostraron que existe un grado de adicción en los jóvenes coreanos hacia los celulares. Algunos de los datos son los siguientes:
El 40% envía más de 1000 mensajes de texto al mes, y un porcentaje similar señala que envía y recibe SMS o juega mientras está en clases.
Un 15% se rehúsa a olvidarse del teléfono incluso cuando se bañan
El 40% de los coreanos usan juegos móviles e incluso algunos jóvenes usan dos aparatos, uno para hablar y mandar mensajes y otro para jugar. Además, un tercio de los encuestados reportaron alucinaciones auditivas, escuchan sonar el timbre del celular cuando realmente no es así.

Qué les parece, realmente este informe me resulta jocoso. Con suerte envío dos mensajes a la semana, a lo más tres, mientras que una gran parte de los jóvenes coreanos envían un promedio de 33.3 mensajes al día.

En mi caso no soy muy dependiente del celular, de hecho muchas veces lo dejo olvidado en mi casa, lo apago o se descarga la batería. Así que si no les contesto no piensen que lo hago a propósito, sólo intento ser un poco más libre y misteriosa, ¡jejeje! odio que me pregunten donde estoy.

---------------------------------------------

8 de septiembre de 2006


Amor a la Chilena

por: Romi (De Cumpleaños!)


No sólo de primavera y chicha vive septiembre, también de importantes cumpleaños y más de algún maldito e inservible pronósticos del tiempo.
Con la llegada del noveno mes me pongo patriota. Sí, creo que Chile es el mejor lugar del mundo, que las cuecas parecen tener el mejor ritmo de todos y que el olor a empanada, que brota de cada recóndito lugar, es el más exquisito.


Pero no hablaré del “18” porque aún faltan 10 días y porque es posible que alguno de los columnistas locales quiera hablar sobre sus aventuras de zapateos en alguna fonda, hoy hablaré de este rebuscado sentimiento de admiración que sostengo por los chilenos durante esta época.


No sólo me siento orgullosa de contar con un mundialmente conocido Pablo Neruda, un sensible Roberto Bravo o un polémico Nicanor Parra, lo que realmente me emociona es este –como decirlo- festín de arrebato, pasión, sensibilidad especial que la masa tiene.
¡Ohhhhhh sí! Es que si para algo somos expertos es para recurrir a trabajadas frases para lograr lo que queremos. Mmm, otra vez un poco extensa y ambigua así que…aquí van los ejemplos.


Cuántos extraños, pero súper creativos pirotos hemos escuchado, cuántas hermosas, pero cursis cartas hemos recibido, cuantas lloronas y sufridas canciones han creado nuestra escueta, pero resistente gama de cantautores nacionales. Una de dos: o a los chilenos somos unos románticos empedernidos o, de plano, somos los seres más sufridos del hemisferio norte. Acoto lo geográfico porque sé, de muy buena fuente, que en el otro hemisferio también hay gente llorona.


Me siento orgullosa de los pololos de este país: sí, esos pobres personajes que van a “Pasiones” para humillarse públicamente no al declarar su amor, sino que al grabar ridículos Videoclips. Me siento orgullosa de los obreros que, con escasos recursos literarios, se las ingenian para crear versos y prosas envidiables. Me saco el sombrero ante las tropicales, bailables y sinceras letras de canciones Sound. Me sorprendo con la astucia de los que, ya ebrios, compran una caja de chocolates Vicio al vendedor ambulante de turno para que los reciban con buena cara en casa. Me maravillo de los quinceañeros con aires de artistas modernos que dedican ilegales graffitis a sus doncellas. Pero sin lugar a duda, del que más disfruto y del que más orgullosa me siento es del chileno común, ese que no es ni artista, ni tiene un reconocido don de la palabra, ni tampoco es tan valiente como para hacer público su amor. Mi favorito es ese típico personaje que tiene la frase cliché que usa para todas las conquistas, ese que tiene una carta secreta que pude volver a escribir para cada nueva aventura, ese que compra el mismo ramo de flores, pero para diferentes destinatarias, ese que es capaz de ir a un concierto de Pablo Herrera un 14 de febrero con tal de esperar una buena recompensa. Ese que, con cara de perrito abandonado, termina consolando a toda triste mujer.


Es que en el fondo, amigos, todos tienen un cursi Neruda en el corazón a la hora de pedir perdón, un sentimental Bravo a la hora de encantar y un irreverente Parra a la hora de jugar una última carta.
Ese es el hombre chileno verdadero, el que con los más mínimos encantos físicos a su favor es capaz de robarle el corazón a cualquiera.


Vamos!!!! ¿Cuántas no hemos caído?

---------------------------------------------

7 de septiembre de 2006

CABEZA DE TELEVISOR
Por: Feña

MTV era una gran idea, fue durante mucho tiempo mi templo, como no olvidar Ren & Stimpy y Beavis & Butthead, además de la innumerable cantidad de videos que daban diariamente.
Aun sigo viendo MTV, pero muchas veces me desespera, le ponen mensajitos a los videos, dan 100 mil realitys estúpidos como ese reality de las niñas que hacen su fiesta de 15, al verlo me pregunto cómo existen minas tan soberbias y pretenciosas, llorando porque su amigui se ve mejor que ella y es más linda!!!!! Ah???.

Bueno para variar me fui un poco del tema, el punto son los videos musicales que he visto en mi vida y cómo algunos jamás van a escapar de mi cerebro.
Acá van mis top 10 de videos musicales:

1° Just- Radiohead: Me gustan los videos que cuentan una historia, no que sólo muestren al grupo tocando y viéndose minos. Just es una canción filete y que tenga un buen video la hace mil veces mejor.
Lo mejor es que es un video simple, la locación más importante es una calle donde se encuentra un hombre de traje tirado en el suelo, ahí comienza todo...

2° Sober- Tool: Tool es un grupo de stoner rock qué es redondito, no digo que ellos sean gorditos, quiero decir que lo tienen todo; buena música, buenos videos y diseños bellos. Sólo acérquense a ver un cd de Tool y verán que las carátulas son realmente increíbles, aunque duela el bolsillo dan ganas de tener el disco original.
Sober es freak, es sobre alguien que no puede estar sobrio (les suena familiar?) y el video es oscuro y de plasticina, con estilo stop motion. Deben verlo para apreciarlo

3° Heart Shaped Box- Nirvana: Este grupo me acompaña desde que tengo razón musical, sus videos nunca me volaron la mente, pero este en particular si. La estética de este video es notable, los colores, la fotografía, simplemente hermoso como la canción.

4° Paranoid Android- Radiohead: Es una de mis canciones preferidas y el video uffff , nada de animaciones 3D ni efectos especiales, son monitos simples , freaks y con una bella historia.

5° Beastie Boys- Savotaje: No puedo desligar mi adolescencia de la música de los Beastie Boys, nunca fui una rapera, pero este grupo merece todo el respeto.

6° Around the World- Daft Punk: Este video es muy disco, tiene mil estilo, aunque nunca usé patas de elefante igual me dan ganas de subir por esas escaleras de colores.

7° No Rain- Blind Melon: Pasando el dato recomiendo el disco “Soup” de este disco, es una lastima que haya desaparecido.
Este video es memorable, imposible olvidar a la niña abejita bailando por los prados. Surrealista?

8° Song 2- Blur: Esa canción me hace saltar, quizás si tuviera paredes acolchadas haría lo que hacen en el video, se ve entretenido, o no?

9° Bitter Sweet Simphony- The Verve: Cuando estoy chata del mundo me dan ganas de caminar sin parar y empujar a quién pase frente mío, esta amarga y dulce sinfonía me recuerda esos momentos tristes en que salgo a caminar.

10° Whiskey in a Jar- Metallica: Tener whiskey en un jarro ya es bastante rockero y lanzar teles desde un departamento es mi fantasía secreta, tengo alma de groupie, pero me gusta más llamarle alma de rockstar. Sueño con estar en un Hotel y destrozarlo todo o estar en un dpto como en este video y lanzar todo por la ventana.

---------------------------------------------

6 de septiembre de 2006


NO PIDAS PERDÓN

por: Dul

:: D U L ::: http://wakatela.blogspot.com dice:
Lo siento si hablo mucho, pero mi amiga Pau no es cibernética, entonces no puedo chatear con ella, así que chateo contigo, y estoy aburrida, supervisando la inundación.
::: D U L ::: http://wakatela.blogspot.com dice:
Haz escuchado la canción más hermosa de la tierra (exageradamente hablando) pero igual es hermosa y se llama "las palabras" de Fito
EnTresTiempos dice:
Lo siento
EnTresTiempos dice:
Toy cambiando el final de mi columna
EnTresTiempos dice:
Toy vola
::: D U L ::: http://wakatela.blogspot.com dice:
Cambialo no mas, mientras hablo sola…
EnTresTiempos dice:
Perdón, perdón, perdón
::: D U L ::: http://wakatela.blogspot.com dice:
No me pidas perdón!
EnTresTiempos dice:
Disculpa, disculpa, disulpa!
::: D U L ::: http://wakatela.blogspot.com dice:
Nada de eso!
::: D U L ::: http://wakatela.blogspot.com dice:
No hay que pedir perdón si no has hecho nada malo…
EnTresTiempos dice:
jajaja
EnTresTiempos dice:
Como que no he hecho nada malo?
EnTresTiempos dice:
siiii
EnTresTiempos dice:
Mil malo
EnTresTiempos dice:
No leo a mi amiga demente!!!
::: D U L ::: http://wakatela.blogspot.com dice:
mmm…

Comencemos con lo de “demente”. Esa soy yo, la amiga demente y esta es la copia fiel de una conversación de Messenger, la noche del jueves pasado, dónde no paraba de llover y mi casa se inundaba y mi hermano chico (1 año) se despertaba y estaba de baby sitter y mi gran problema es que las guaguas no se me quedan dormidas, sino que se desvelan en el minuto que las tomo en brazos.

Pero eso no es lo importante de esta conversación, sino que es el tema de pedir perdón. “Perdón” es una palabra muy grande, que solo puedo utilizar en ocasiones trascendentales, y por eso les pongo el ejemplo de esta conversación; me molesta que las personas pidan perdón sin haber dicho nada que ofenda o sin haber actuado de una manera errada.

¿Para que pedir perdón si tus acciones o palabras no han ofendido a nadie? Si lo han hecho, bienvenido sea, en esos casos acepto que me pidan perdón, no se si perdone, pero lo acepto.

Mucha gente utiliza el lenguaje de una manera fácil, como que las palabras fueran cualquier cosa, para mi no es así. Para mi las palabras son importante, casi tan importantes como las acciones.

La palabra “perdón” es muy fuerte. Cuando la verbalizas, se supone que te haces cargo de tus acciones y te arrepientes, por lo mismo tiene una connotación errónea en nuestra sociedad. Si yo aceptara todas las veces que me han pedido perdón, me hubiesen canonizado ya, pues la facilidad con que la gente emplea el vocabulario, es impresionante.

Yo no acepto que me pidan perdón por cualquier cosa. Menos si no han hecho nada por lo cual deban pedir perdón. Yo no pido perdón si se que mis acciones o dichos no han sido erróneos o si no es juzgado de mala manera a una persona. Yo pido perdón en situaciones límites, en situaciones que ameriten pedir perdón. En las que creo que es de suma importancia escuchar esta palabra.

¿Se entiende?

Creo que soy recatada con las palabras, porque muchas veces una palabra puede hacer que una relación se vaya literalmente a la mierda. Creo que las palabras hay que tenerles respeto y no utilizarlas a destajos. Creo que a veces es necesario escuchar “perdón” y creo también, así como la gente la usa de manera indebida en muchos casos, cuando HAY que pedir perdón verdaderamente, este nunca llega.

Yo pediré perdón cuando crea que es necesario ¿egoísta? No. ¿Egocéntrica? Tampoco. Sólo que a veces hay personas en tu camino que merecen que les pidas perdón. No todo puede ser perdonado.

Hasta hace un tiempo fui la reina del perdón. Los acepte, los deje pasar, lo guarde. Ahora no. Ahora les digo que no soporto los perdones infundados. No soporto los perdones hipócritas. No soporto los perdones callados.

Por eso queridos lectores, a los que le pedí perdón, me alegro de haberlo hecho a tiempo, a los que no, disculpen. A los que me quieren pedir perdón, todavía están a tiempo.

No tengo cabeza para guardar tanto resentimiento. No tengo ganas de seguir siendo rencorosa. Sólo quiero poder evitar, tener que pedir perdón de nuevo. Ojo con mis acciones y mis palabras.

Pd:
Las Palabras son importantes, y aún más cuando las entona Fito Páez. Bajen la canción. Les dejo un pedazo:

Las palabras me hacen falta/
me hacen falta mil millones de palabras/las palabras del temblor y el desatino/las palabras que desvíen mi destino/las palabras son sagradas buen amigo/las palabras no me creo lo que dicen/mis palabras son el centro del misterio/las palabras nos explican lo que nunca entenderemos
Si fue cierto, fue mentira/o si al fin fue todo sueño/mis palabras,las palabras.






---------------------------------------------

5 de septiembre de 2006


De las risas a los golpes
F

Lo declaro, y creo que ya los que me conocen lo saben, soy fanático por jugar a la pelota. No importa el lugar, el día, la hora ni el clima, si es con una Adidas, Nike, pelotas de plástico (que son como el globo terráqueo), pelotas de tenis, calcetines o una simple cajita de jugos.

No se necesita la ropa adecuada, ni tal o cual polera, ni los tatos que ocupa Messi, Muñoz o los de Ronaldinho, sólo es necesario unos amigos o conocidos que quieran divertirse.
Es cierto, vemos la tele y hay grandes partidos en Londres, Buenos Aires, Milán, Paris, etc, y se nota toda la plata que mueve ese negocio. La nueva empresa del deporte.

Pero siento que muchos se han olvidado que es un juego, y que uno juega para ganar, pero sobre todo para divertirse.

En mis 22 años he hecho muchos amigos y he conocido bastantes lugares gracias a este juego. Una simple "pichanga" ha derivado en cumpleaños, asados, paseos, visitas, amigos (por medio de un compañero y amigo de fútbol conocí a mi polola), entre muchas actividades.

Sí, describirlo así suena divertido. Pero el otro día, cuando fui a jugar con los "Tranquirisiboys" en un torneo de baby en la universidad, me dio mucha pena y lata lo que vi. Chicos que no se conocen y que quizás si lo hicieran en otro ámbito serían grandes amigos, se pegaban y agredían por una pelota. ¿Dónde quedó el juego?
Sé que cuando hay mujeres mirando, hay muchos que quieren demostrar que ellos son los mejores imponiendo la fuerza bruta "soy más seco y las minas me mirarán por sobre el resto mientras más insulte, golpee y agreda a quienes juegan en contra y a quien dirija", simplemente unos imbéciles.

Es por ellos y no otros, que de a poco se ha ido convirtiendo en un deporte caníbal y poco atractivo para mí, dejando de lado lo lúdico y entretenido de compartir con amigos o conocidos.

Me alegro de jugar con quienes lo hago. No hay ninguno "mala leche" y todos buscan divertirse dentro de la sana competencia.

Un saludo para los chicos del Croata, para los Tranquirisiboys y para los integrantes de "Los Clásicos"

La Mosca Tse Tse - Simplemente Fútbol

---------------------------------------------

4 de septiembre de 2006


PÍLDORA A LOS 14
Por: HL

Hace mucho tiempo que se viene discutiendo la entrega por parte del Ministerio de Salud, de la famosa "Píldora del día después".

Y no son menores las repercusiones que ha traído consigo estos largos meses de discusión. Resulta lógico determinar que el hecho afecta moral, ética y socialmente al país entero. Para bien o para mal.

Pero debemos también sacar algunas conclusiones respecto a la decisión de la ministra María Soledad Barría y la nueva normativa de entregar píldoras desde los 14 años y sin autorización de los padres:

- La Iglesia Católica ha perdido su poder: la influencia que marcó la ecclesia durante largos períodos en Chile va en franca decadencia. Y no es sólo una mera coincidencia. Dos gobiernos consecutivos en los que ha reinado el agnostismo, han debilitado poderosamente la influencia de la Iglesia sobre los temas sensiblemente valóricos.

- La pereza puede más: El hecho de entregar píldoras anticonceptivas es dar por perdida la lucha por un mejoramiento de la educación sexual de los jóvenes, y de paso, se les está entregando la posibilidad de libre albedrío absoluto. En otras palabras, harán de todo, siendo ignorantes totales de sus actos.

- El "remedio" puede ser peor que la enfermedad: La solución de esta pastilla podría perfectamente acarrear un aumento significativo de las enfermedades venéreas. El mayor miedo de las jóvenes es quedar embarazadas, sin embargo, no asumen el riesgo de contraer Sida u otro tipo de enfermedades. Es por eso que recalco el mejoramiento en la educación sexual, junto a una campaña potente sobre el uso del condón.

- La natalidad seguirá en decenso: Pese a que no es bueno que jóvenes menores de edad sean madres, la natalidad en Chile sigue bajando, lo que en el transcurso de los años hará que el sistema de previsión social colapse. El país se vuelve cada vez más viejo y hay que inyectarle nuevas generaciones. Esta medida generará una disminución aún mayor en la natalidad.

- El gobierno sigue cometiendo graves errores sociales: Una decisión de tal magnitud sólo pudo haberla tomado una ministra inexperta. La medida, como ya se dijo anteriormente, no es afrontar y dar la cara a los problemas del país. De ser así, hace rato estaríamos celebrando una "cultura sexual" tanto en los jóvenes como en los padres, que cumplen un rol fundamental en esta situación.

Otra vez es "chipe libre". No me cabe duda que esto llevará a un degeneramiento mucho mayor tanto en la sociedad actual y de las generaciones venideras. No puede ser que la educación SIEMPRE quede en segundo plano, y tengamos que ver como otra vez nos meten el dedo en las narices.


---------------------------------------------

2 de septiembre de 2006

Así nos veiamos antes

¿Quiénes Somos?

por: Dul

ESTO NO TERMINA ACÁ
http://tunicho.blogspot.com
PRETENDEMOS CONTINUAR CON LA EXPERIENCIA DE EL NICHO
Esto nació como una obligación universitaria, pero poco a poco fue convirtiéndose en una herramienta de expresión, lo cual nos agradó como futuros periodistas, acrecentando el gusto por la actividad.


Así termino la presentación del examen por el cual se construyo El Nicho. Eso termino, pero comenzó Wákatela! siguiendo la misma línea, pero sin una evaluación de por medio.

Celebramos un año en la blogosfera, como escribí el miércoles, y también celebramos los 100 post de Wákatela!. Para mí, son cosas importantes, por eso, me tomo el domingo, para contarles un poco de cada personaje que ha pasado por este lugar, incluyendo a sus columnistas originales, que hoy están dedicados a otras cosas.

Jean Philippe Cretton: Cuando nació el nicho, Jean estaba a cargo de las columnas de música. Fue invitado a participar en Wákatela! pero por tiempo no lo pudo hacer, ya que, pasando el dato, su grupo SIBERIA, se encuentra terminando su primer disco. Jean es lo más parecido a kurt Cobain que he visto y las mujeres se vuelven locas por el. Tiene alma de roquero piscolero y lo importante de todo esto, es que escribe muy bien. Cuando quieras aceptamos una columna de música.

Francisca Fuenzalida: La Fran según HL se fue de El Nicho porque se volvió Paris Hilton, pero yo no lo creo, sólo que cultiva su look un poco más que todos nosotros. Ella empezó escribiendo sobre teatro, se aburrió y decidimos cambiar su estilo y que escribiera sobre “páginas webs entretenidas”. También se aburrió, en todo caso, harto fome eran los temas, pero lo bueno es que se dio cuenta que esto no es lo de ella. Tiene otros talentos. Amiga Fran, cuando quiera puede volver y escribir libremente de lo que usted quiera, sin que le estemos diciendo un tema.

Ellos se fueron, pero nosotros nos quedamos:

Felipe Muñoz: Alias “F”. Partió publicando los sábados, y su tema eran “Panoramas”. En realidad me tomé el poder de designarle ese tipo de columna, por un tiempo fui dictadora de este blog, pero luego Felipe fue transformando su columna y en vez de panoramas, se convirtió en “panoramas futbolísticos”, pues no se le podía sacar de la cabeza la pasión por la pelota. Cuando nos transformamos, el Feli se tomó los martes y con su onda metafísica y reflexiva, ustedes saben lo que sigue, columnas entretenidas, dónde revela los problemas de su casa y provocan que sus hermanas lo odien por un tiempo por hacerlo.

Hans Lagos: Alias “HL”. Hans siempre se adueño de los lunes. Recuerdo una de sus primeras columnas llamada “pelotita blanca”, una mezcla entre el fútbol y la literatura. Hans siempre supo que esto iba a funcionar, siempre tuvo las ansias de fama, que aún no se le va. Por si acaso, HL pretende en un futuro cercano ser rostro de la televisión, así que cuidado… puede ser el próximo animador del Festival de Viña.
La verdad, Hans parece ser el más inteligente de este grupo, no digo que lo sea, sólo lo parece. Sus columnas siempre traen datos entretenidos, históricos y culturales y aparte de ser el único que habla de política, es un buen Web Master. Igual te perdono el haber echado a perder la plantilla de El Nicho. Enchula Wákatela!, necesitamos renovación.

Fernanda Ramos: Alias “Feña”. La Feña escribía sobre cine. Sobre directores y cineastas. Fue una de las fundadoras del blog. Ahora sigue escribiendo de cine y a veces toca temas fuertes como los
neonazi, donde recibimos comentario de gente extraña, al parecer neonazis. Ojalá no se la tomen contra nosotros. Que miedo.
En fin, esperemos que subas tus columnas todos los jueves y que no haya que hacer de nuevo operación comando para poder cubrir el día.

Los que entraron al final:

Romina Rojas Callejas: A la Romi la presento con sus dos apellidos, pero esa es otra historia. El Nicho hablaba de actualidad, cine, música y cultura. Wákatela es un poco más amplio, por lo mismo, durante meses intentamos reclutar a Rominalgas, pero nunca quiso unirse a las filas de nuestro proyecto anterior. De un momento a otro se decidió y aquí está. Cómo siempre le digo, es lo más parecido a Gabriela Mistral que he leído. Es romántica, y cae en lo cursi, pero no molesta. No es empalagosa y por lo mismo, escribe todos los viernes sus reflexiones acerca del amor y otras cosas.

Romina Carpanetti: La Romi, más conocida cómo RO o en el circulo cercano, cómo Juanita. ¿Por qué? Porque la casualidad la trajo hasta acá y no entrare en detalles, pero es la polola oficial de “F”, no es que haya una extraoficial, la Ro es la oficial y punto.
RO alguna vez fue publicada en El Nicho, pero nunca más supimos de ella, hasta que se animó y desde la semana pasada, sus columnas pueden ser leídas todos los sábados.
Saludos RO y te doy la bienvenida oficialmente a este blog.

Y yo. Ya les conté sobre mi nombre,
Dalal, o Dul para los amigos. Y he estado siempre metida aquí y no me iré, aunque me hagan un golpe de estado. Yo se que HL siempre se ha querido tomar el poder, pero no lo logrará, porque se lo impediré. Soy su editora oficial, aunque de editora no tengo mucho, pero sirvo para coordinar este blog que a veces se desordena. Empecé escribiendo sobre cine, después escribí sobre las películas que me gustaban, ahora escribo sobre cualquier cosa, la verdad escribo sobre mí.

No seguiré hablando de mi, sólo les quería presentar a mis compañeros de Wákatela! y aunque se enojen, los dejo linkeados para que les vean las caras. No se asusten, ¡si no son tan feos!

Saludos cordiales, Dalal.

---------------------------------------------


Trabajos en la red
Por: RO!

Mantenemos, o por lo menos mantengo, una relación de amor odio con internet, en especial cuando de hacer trabajos se trata. Nunca falta el compañero de universidad ultra cibernético que no le gusta juntarse con el grupo y propone hacer el trabajo por Messenger. ¡¡Noooo!! eso es lo peor que me pueden decir. Por msn todo parece hacerse más lento, nadie está 100% preocupado de terminar o empezar el maldito trabajo, todos se confían que el que no está escribiendo debe estar totalmente sumergido en la materia, redactando como loco y dejando todo tiqui taca mientras los otros chatean y tiran la talla. Graso error, el que no está escribiendo es porque simplemente ni siquiera está frente al computador, está viendo tele, con la polola o jugando winning y después de aproximadamente una hora escribe: oye ¿y cómo vamos? Te envié información por mail ¿no te llegó?

Finalmente hay uno que se sacrifica y después de estar horas frente a la pantalla les dice a los demás que le manden lo que hicieron a su mail y él se encargará de recopilar y dejar todo armado. Claro, si lo pensamos es fácil de hacer, abrir el Word y poner en orden todas las partes del trabajo. Pero generalmente nuestros queridos compañeros no se dan el tiempo de clasificar los contenidos y te envían un mail que se titula: “esto puede servir para el trabajo” y a continuación te adjuntan una serie de frases, párrafos y links los cuales no tienen coherencia alguna.

Es ahí cuando te enojas con todo el mundo y piensas por qué no nos juntamos después de clases a hacer el trabajo. Por qué me ofrecí para terminarlo. “Ahora son las 11 de la noche y estos weones me dejaron toda la pega a mi”.

Inocentemente pensabas que sería rapidísimo finiquitarlo, hacer la portada, el índice, amononarlo un poco y listo. Lamentablemente te das cuenta que debes hacer absolutamente todo, incluyendo la introducción y la conclusión.

Ahora tan sólo quedan dos caminos, servirte una gran taza de café y hacer todo tú misma/o y para la próxima buscarte otro grupo de trabajo o caer en la tentación del copy paste y acostarte temprano. Tú decides.

P.D: por suerte tengo un buen equipo de trabajo, así que no se asusten amigos, no hablo de ustedes, sino de aquellas inolvidables experiencias en primer año de universidad.

---------------------------------------------

1 de septiembre de 2006


Intenciones
por: ROMI

Hoy haré espacio a algo que no he querido tocar por no estimular perdidas sensaciones que se extrañan, se añoran e incluso se necesitan, pero como parte de mi terapia es poder hacerlos sentir convictos por alguna extraña coincidencia con capítulos de mi vida, me autoliberaré de un escondido discurso que, por estos días, me incomoda de sobremanera.

Lo sé, nuevamente sueno confusa, complicada, diría que hasta rebuscada, pero como amo los preámbulos abusaré nuevamente de ellos para que tengan que concentrarse muchísimo en leer mis humildes oraciones que con amor dedico a ustedes, los fieles lectores de esta desadaptada columnista.

Besos. ¿He hablado de ellos? Claro que no!!! No he tenido el valor de condenarme con semejante plática, pero es imperante hacerlo. No porque tenga quejas formales hacia quienes me han besado, sino porque, en estos momentos, odio los besos. A pesar de que hace un tiempo hice la secreta promesa de convertirme en algo así como en “Célibe de Besos”, -sí, tan hollywoodense como “40 días y 40 noches”, sólo que ni tan específica ni tan sufrida- algo en mi camino destruyó mi autocompromiso con mi estabilidad emocional.

La palabra “beso” ha tomado diversos colores y formas a lo largo de este pasaje hacia la adultez. La verdad es que desde un tiempo hasta hora no han logrado cautivarme lo suficiente como para sentirme rendida ante cosas absolutamente básicas. Me estoy enredando un poco así que, como siempre, utilizaré ejemplos.

El primer beso de cualquier relación es un tema importante a analizar, pero acerca del cual poco reflexionamos de manera sensata. Tomando este recurso como guía debo decir que mi capacidad de asombro había muerto. Antes esperaba con ansias el primer beso para saber que tan bueno era lo que “tanto esperaba” o que tan malo era lo que “no debí esperar jamás”. También, gracias a eso, me llevé más de una grata sorpresa- sí, soy prejuiciosa-. Sin embargo, ya no creo en esa adorable estupidez que tan feliz me hacia.

Esa angustiante, pero inocua sensación de no querer besar a nadie por mucho tiempo luego de haber terminado una relación me convertía en el ser más frágil, ridículo y categóricamente normal de la tierra, pero eso ya tampoco me hace sentir especial.

Tener la oportunidad de volver a besar a quien te rompió el corazón y ya no sentir nada por él no parece crear satisfacción de ninguna forma. Ese último beso antes de una despedida…Ufff, de esos si que ya no sé nada. Ni si quiera esa sensación abrumadora de morir porque “él” te bese...aunque sea ¡Sólo una vez! Nada, ya no sentía nada.

Hasta que por fin ocurrió, hasta que por fin sentí ese “no sé qué”, hasta que por fin creí que estaba en lo cierto, hasta que sorpresivamente creí que recibía un regalo. Después de mucho tiempo…tuve “uno de esos”. Sí señores!!! Volví a creerme humana, (aunque científicamente no está comprobado). Pero no todo es tan bueno, tengo la extraña sensación de que el efecto no durará mucho, de hecho parece que ya no existe y el panorama es un tanto indefinido: creo que para él no fue “uno de esos”. Teorías pueden haber muchas, no?

Esta es mi carta de denuncia pública e indiscutiblemente disimulada. Es que soy una mujer misteriosa, la verdad es que necesito serlo. ¿Cómo no odiar besos que sólo te causan problemas? ¿Cómo no sentirte estúpida e insegura por sentir necesidades que parecían inexistentes? Es en estos momentos cuando cae ese muro que la gente dice que tengo, cuando se supone que debo reconocer que algo tocó fondo en mi, pero que me niego descaradamente a asumir, prefiero diluirlo junto a todas las canciones que me han hecho llorar.

Parece que, nuevamente, lo más simple se vuelve un lío. Dedicaré estas depresivas líneas al mejor compañero de besos que he tenido. No diré su nombre porque solo lograré con eso aumentar su ego y distinción por sobre los demás. De todas formas, a quien debería dedicarlas, no se merece que lo haga. Ufff, yo mis confusiones. De todas formas creo que, por lo menos durante un buen tiempo, odiaré los besos. ¿Ustedes no?

---------------------------------------------